Boadilla y más

Boadilla se prepara para unas nuevas elecciones generales

Las concejalías del municipio de Boadilla del Monte empiezan a prepararse ante la más que probable repetición de elecciones, será el próximo 10 de noviembre, para comprobar, si en España es posible constituir un Gobierno.

Después de las diferentes reuniones mantenidas entre el Rey y los líderes políticos como Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera o Pablo Iglesias, Felipe VI renunció a proponer candidato a la investidura porque el presidente en funciones y secretario general del PSOE no cuenta con los apoyos suficientes para poder salir elegido.

No hace muchos meses que en Boadilla se convocaron elecciones generales, dando lugar a las terceras en 4 años, y ahora se alcanzará el record de 4 votaciones en el mismo periodo.

Unas elecciones que dejaron como fuerza más votada a Ciudadanos, con una caída del 50% en votos al PP, (desplazados en gran medida a VOX y C´s) mostrando el siguiente resultado:

Los vecinos del municipio de Boadilla del Monte volverán a ver las caravanas electorales solicitando sus votos desde el próximo 1 de noviembre, con mensajes como los que ya adelantó el presidente en funciones Sánchez «para que los Españoles digan las cosas más claras», como si lo que hubieran expresado en las últimas tres ocasiones no lo fueran ya.

Fue el 28 de abril de 2019 cuando los vecinos del municipio fueron a votar, y puede que pase un año competo antes de ver un nuevo gobierno en La Moncloa, una situación que deja en mal lugar a la clase política de nuestro país, o que debería de provocar una política de segunda vuelta como en otros países europeos.

En Francia, la Constitución de 1958 dispone que en caso de que ninguno de los candidatos presidenciales obtenga una mayoría absoluta en el primer escrutinio, en el decimocuarto día después de la elección, se celebrará un segundo turno de elección, en el que participan los dos candidatos que hayan obtenido el mayor número de votos en el primer escrutinio.

Esa posibilidad nos llevaría a una segunda vuelta donde PSOE y PP habrían trabajado por alcanzar el 51% de los votos de los ciudadanos, una situación más realista que la de estar de forma permanente dependiendo de pequeños partidos independentistas, nacionalistas o regionalistas que por un puñado de votos logran cientos de millones de euros en subvenciones, ventajas fiscales, competencias en materias de educación, sanidad,… una desigualdad que rompe un país en lugar de hacerlo grande.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias recientes