Boadilla y más

Vecinos de Boadilla denuncian venta de drogas y aumento de la inseguridad

Los vecinos de Boadilla del Monte llevan tiempo denunciando la inseguridad que se empieza a vivir diariamente y muy especialmente los fines de semana en el parque de la calle Tomás Bretón junto al colegio público Teresa Berganza.

Denuncian que como ya se ha dado en el pasado, se repiten cada fin de semana los botellones, la rotura de mobiliario urbano, pintadas en las fachadas y advierte de la posible venta de drogas en el aparcamiento de este colegio y en el parque que está en las inmediaciones, desde vehículos que posiblemente vengan de otros municipios y de forma recurrente semana tras semana.

La policía municipal ha indicado tanto a vecinos de la urbanización colindante con el parque como del resto del municipio que tiene todos los canales abiertos para poder actuar con la mayor celeridad e incluso que presenten denuncia en la policía municipal.

Los vecinos denuncian que “Boadilla es uno de los pocos municipios que quedan en Madrid para vivir tranquilos, alejados de bandas y donde el ambiente siempre ha sido apacible, pero si no se pone freno a estos actos, en pocos años no podremos salir de nuestra casa con la tranquilidad que lo hacemos ahora”

Durante estos meses de verano, la Policía Local de Boadilla del Monte ha realizando una campaña especial de control de consumo de alcohol en los parques para evitar dicho consumo, especialmente en el caso de los menores de edad, y controlar la celebración de los llamados botellones por lo que pueden afectar a la convivencia y el descanso de los vecinos.

Durante estos meses se han presentado denuncias por consumo de alcohol y hachís en la vía pública, además se han denunciado locales por venta de alcohol a menores y ha habido solicitudes de cierre de locales por reincidencia.

La normativa prevé sanciones económicas por el consumo de alcohol en espacios públicos cuando cause molestias a los vecinos o altere la convivencia. Igualmente prohíbe el uso de envases de cristal o de lata así como tirar al suelo o depositar en la vía pública recipientes de bebida. Cuando la infracción sea cometida por menores, los padres tendrán una responsabilidad civil subsidiaria y serán responsables directos de las mismas siempre que se observe por su parte culpa, negligencia o simple inobservancia.

Para algunos vecinos, la posible solución al problema viene de incorporar verdaderas políticas de juventud, con espacios propios abiertos, donde ellos determinaran las actividades a poner en marcha, culturales, deportivas y de ocio, durante los fines de semana, un ocio alternativo pensado por y para ellos.

Mientras llega la solución, lo que demandan todos los vecinos es que tanto el Parque Teresa Berganza, como los aledaños a la hamburguesería situado junto a la M-50 se investigue la posible venta de drogas a los jóvenes de este municipio.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas

Uso de cookies

El boadillaymas.es utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento para la aceptación de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Share This