Boadilla y más

Riegos poco inteligentes en Boadilla

Canal de Isabel II Gestión, la empresa gestora del agua participada por la Comunidad de Madrid y 111 ayuntamientos, entre ellos el de Boadilla del Monte, desde el anuncio del nuevo director general de Canal Gestión, Rafael Prieto Martín, han puesto una especial dedicación en la modernización y sostenibilidad de un sistema que abastece a más de 6,2 millones de personas y una de sus primeras acciones consiste en aumentar el inventario de imágenes de satélite de alta resolución de jardines, zonas verdes urbanas y piscinas de nuestro municipio, para evaluar el agua utilizada en el riego y mantenimiento y detectar posibles fraudes.

Unos de los primeros espacios que han de analizar, son las instalaciones propias del municipio, la imagen que encabeza este artículo, ha sido tomada el pasado viernes en las zona de Viñas Viejas, donde e ha repetido el suceso, durante el fin de semana.

El uso de ciertos sistemas de riego, como los aspersores no inteligentes, provocan que en el caso de averías como la que estamos mostrando, no se resuelva de forma inmediata al no conocer la existencia de la misma. En otros municipios donde el cuidado por el agua es prioritario, se han instalado sistemas de riego inteligentes en las zonas verdes con el fin de disponer de unos que sean “eficientes, ahorrativos y no peligrosos”.

Los especialistas comentan que los aspersores tienen el problema que consumen muchos recursos hídricos, al margen del riesgo evidente para motoristas y ciclistas cuando el agua fluye hasta la carretera o los carriles bici, que bordean las praderas de Badilla.

Málaga, Vitoria, Barcelona o Sevilla, utilizan sistemas inteligentes que permiten saber cuándo hace falta más o menos agua dependiendo de las condiciones climatológicas y si se ha producido alguna rotura de alguno de los aspersores utilizados.

Lo que se busca es que las praderas verdes del municipio consuman estrictamente el agua necesaria, evitar árboles o espacios secos por un mal uso del riego, y zonas inundadas por un caudal excesivo.

Mucho nos tememos que ese nuevo banco de imágenes adquirido por Canal Gestión, se utilice para cruzar los datos obtenidos con los del catastro urbano y saber que viviendas tienen piscinas no declaradas, y detectar posibles usos irregulares o fraudulentos del agua suministrada, para actuar en consecuencia contra el infractor.

Esperamos que estas denuncias, así como otras aparecidas recientemente en la zona de Infante San Luís, donde el agua está apareciendo muy turbia en diferentes domicilios, sean solucionadas rápidamente en beneficio de todos los consumidores.

 

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas