Boadilla y más

El padel se deshincha en Las Rozas

Hace poco menos de un año que se inauguraban las pistas cubiertas de Inball Padel en Las Rozas, que con seis canchas estaba teniendo un éxito importante entre los aficionados a este deporte.

La instalación era una cubierta hinchable, que con forma de bóveda permitía disfrutar de este deporte con una protección importante contra la intemperie, aunque algo molesta por el ruido constante del aire que se introducía mediante cañones, para mantener la estructura levantada, así como un efecto eco más acusado de lo normal.

Y hablamos en pasado por su reciente desaparición. El problema como en otras instalaciones cercanas a Boadilla del Monte ha sido el tiempo sufrido estas últimas semanas, que a falta de tener un informe técnico, ha provocado la caída de la estructura sobre los jugadores que estaban en ese momento jugando, sin que se tenga que lamentar desgracias personales.

Este tipo de instalaciones se montan al ser más económicas que otras estructuras fijas, no hay que olvidar que las pistas de padel están dentro de una concesión municipal, y normalmente son la elección correcta para cubrir instalaciones deportivas temporales.

La instalación tenía seis pistas, con más de 2.000 metros cuadrados de superficie, 50 m. de diámetro y una altura de más de 15 m. una altura similar a un edificio de cinco plantas, que hasta hace unas fechas era fácilmente reconocible desde muchos kilómetros de distancia.

Esperamos que pronto se vuelva a recuperar esta instalación, que por lo novedoso estaba muy bien valorada entre los jugadores, muchos de los cuales están volviendo a otras pistas más cercanas como las recientemente estrenadas del Club familiar Mentema.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas