Boadilla y más

Mercadona no se fiará de los vecinos de Boadilla

Los vecinos de Boadilla del Monte pierden la confianza de los dirigentes de Mercadona, no se fían de ellos o al menos de como pesan la fruta y las verduras a la hora de hacer la compra.

Los empleados de caja se encargarán en el futuro de hacer la vida más sencilla a los vecinos, o eso es lo que trasladan desde la empresa, pesando y etiquetando las bolsas de frutas y verduras, aunque parece que buscan reducir el número de hurtos en el supermercado.

No es un mérito exclusivo de los vecinos de Boadilla, el haber perdido la confianza de Mercadona, este cambio se está implementando en los más de 1.500 establecimientos que tiene repartidos por toda España, y los consumidores ya están comentando por redes sociales que en ocasiones han visto como el empleado etiquetaba mal el producto, con el consiguiente error en el precio.

Parece que la pillería en los productos gourmet es el objetivo a erradicar, parece que algunos vecinos levantan la bolsa para falsear el peso o seleccionan un producto de inferior valor, una dinámica que también se aplicará en la sección de panadería y bollería con productos que se venden a granel.

Mercadona ha incrementado en 2017 su facturación un 6%, hasta los 22.915 millones de euros, y ha experimentado un crecimiento de sus ventas en volumen del 5%, hasta los 11.586 millones de kilos y litros (kilitros). En crecimiento a superficie constante, ambos indicadores han experimentado la misma evolución (+6% en facturación y +5% en volumen).

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas