Boadilla y más

El escultor José Miguel Abril presenta la exposición ‘SED FUGIT’, dedicada al paso irremisible del tiempo

El escultor alcañizano José Miguel Abril, especializado en la talla en piedra, presenta la exposición ‘SED FUGIT’ en el Museo de Huesca, que estará abierta al público hasta el 24 de septiembre. Se trata de una selecta colección de sus obras más personales e íntimas, en las que se ha propuesto dialogar en sus dos vertientes plásticas, la escultura y la pintura, pero siguiendo un hilo temático común.

El titulo de la exposición se inspira en las palabras del poeta latino Virgilio “Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus” (“Pero huye entre tanto, huye el tiempo irremediablemente”), con ánimo de recuperar el concepto ‘Tempus Fugit’. La elección de esta cita no es casual, ya que la exposición está dedicada a la fugacidad irremisible del tiempo -que no se detiene ni retrocede- y recupera por tanto la visión de este tópico latino a través de las artes plásticas.

Entre las 40 obras escultóricas y pictóricas expuestas en las salas del Museo de Huesca, destaca ‘Velocitauro’, un trabajo de talla en alabastro, variedad translúcida y con acabados de diferentes calidades, que evoca los conceptos de expresión, nobleza, fuerza y belleza animal. Es solo una de las esculturas de Abril realizadas en el que es su material más utilizado, escogido por su belleza en esencia y su versatilidad estética. El alabastro es un material muy inusual en arquitectura, que sin embargo caracteriza la obra del artista aragonés, que lo elige a menudo por ser “tan bello en superficie” y por “su capacidad de generar texturas y transparencias únicas”.

“Para este proyecto se ha hecho una selección de obras ya existentes junto con otras nuevas, que se han realizado ex profeso para la exposición. Tratan de expresar su particular visión de los desastres a partir de una influencia goyesca”, explica Abril. Tanto el pintor Francisco de Goya, como los artistas Luis Buñuel y Pablo Serrano, todos ellos nacidos asimismo en Aragón, han servido de sólida referencia para sus propuestas artísticas.

Esta exposición presenta otra particularidad, menos usual en la obra de Abril: la exhibición de obras pictóricas. Aunque el trabajo del artista destaca fundamentalmente por su rama escultórica, la colección también se compone de pinturas en diferentes formatos y técnicas, representando 29 de las 40 obras, que a su vez conviven con once esculturas en piedra, casi todas realizadas en alabastro en diferentes tonalidades. “La mezcla de escultura y pintura es una manera de dar espectáculo al amplio recorrido por las tres salas de la exposición”, añade el artista alcañizano.

En la colección de obras plásticas del artista se encuentra un dominio general del dibujo, de la figura; sin embargo, es en la pintura donde muestra su expresividad en su mayor exponente, lo que a veces se ha explicado como una válvula de escape para su energía creadora.

La obra de Abril en su conjunto plasma la fragilidad de la existencia, la temporalidad, la rabia y el dolor, un trabajo que conmueve al público a través de su poder expresivo. Se trata de una crítica hacia el hombre más oculto a la vez que hace un llamamiento a la vida.

A lo largo de su trayectoria profesional, Abril ha participado en numerosas exposiciones y eventos relacionados con el arte. Su obra ha viajado a ciudades como La Haya, Mónaco, Oslo y Barcelona y está presente en colecciones privadas de París, Utrecht, Madrid y el Monasterio de Poblet en Tarragona, donde realizó una de sus exposiciones individuales más sugerentes por el ambiente espiritual de este lugar. Formó parte del proyecto arquitectónico de la Sagrada Familia en Barcelona. Su seña de identidad es la expresividad de la versión trágica del hombre y su transformación en sus obras, el misterio y la abstracción. Como se ha indicado, se caracteriza por la utilización de materiales poco usuales, como el alabastro o la piedra negra de basalto.

Esta exposición, una de las grandes propuestas culturales de la temporada en Huesca, estará abierta al público hasta el día 24 de septiembre de martes a sábados de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 y los domingos de 10.00 a 14.00 horas.

José Miguel Abril

José Miguel Abril es un escultor español nacido en Alcañiz (Teruel) en 1974. Destaca por su gran dominio de la materia, que se hace latente en sus esculturas, en las que la piedra, el alabastro, la terracota, la madera y el bronce se ponen al servicio de su capacidad expresiva. Sus figuras parecen modeladas con las manos y mantienen un lenguaje formal único y singular.

Su obra gira de un modo constante en torno al hombre como lugar en el cual reside la memoria, y que sufre una constante transformación vital. Busca siempre la máxima expresividad, lo que le ha llevado a investigar a través de las formas figurativas y geométricas mezclando sensaciones de misterio, realismo, abstracción y cierto primitivismo.

José Miguel Abril tiene obras propias en museos y galerías de Nueva York, Berlín, París, La Haya, Madrid o Barcelona, entre otras ciudades.

http://www.josemiguelabril.com

 

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas

Uso de cookies

El boadillaymas.es utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento para la aceptación de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Share This