Boadilla y más

Consejos para iniciar el año escolar en Boadilla del Monte con buen pie

Boadilla del Monte ve regresar poco a poco a las familias que han apurado hasta los últimos días para volver de sus vacaciones, regreso que es la antesala de la vuelta al cole o al instituto para los más niños y jóvenes de la casa.

Por ello, los especialistas recomiendan que para no afectar a la salud de toda la familia es bueno comenzar el curso escolar con buen pie, tanto para los padres como para los hijos, y se han atrevido a proponer consejos sencillos para que los padres lleven a cabo antes de que comience el estrés de la vuelta al colegio:

Rutina de horarios: es recomendable establecer una rutina para los niños dos semanas antes de la fecha de inicio: temprano a la cama y levantarse temprano. Será duro llevarlo a la práctica los primeros días, los niños se revelarán porque están acostumbrados a tener unos horarios más flexibles que el resto del año, pero pronto sucumbirán a los brazos de Morfeo y a la rutina diaria.

La charla del patio de la escuela: si es posible, es bueno abrir líneas de comunicación con los maestros, otros padres y sus hijos (por supuesto). Es interesante que antes de empezar el curso escolar, los niños retomen las relaciones sociales con sus compañeros de pupitre, les hará ser más conscientes de la llegada del nuevo curso y lo harán con más confianza. Y para los padres que se hayan desconectado de los grupos de WhatsApp del colegio, si es que hay alguno, les ayudará a coger el ritmo de los tropecientos WhatsApp que tendrán al comienzo del nuevo curso.

Toda la tarea y algo de juego: establecer un horario para terminar la tarea escolar que los niños tenían encomendada para el verano. Es recomendable ir subiendo gradualmente el tiempo dedicado al estudio, según se acerca el fin del verano, sino el cambio de las vacaciones al curso escolar será muy duro para ellos. Todo siempre en función de las edades y necesidades de cada niño o adolescente en particular.

El tiempo apremia y deben llevar los deberes realizados el primer día de clase al colegio. Empezar con buen pie el curso escolar, les dará seguridad a la hora de afrontar el reto escolar del nuevo año.

Aclarar a los niños que sólo se les comprará lo que necesiten para el curso escolar: La gran mayoría de los niños y adolescentes asocian el inicio del curso escolar con las compras: uniformes o ropa nueva, mochila, material escolar etc. Para evitar fomentar el consumismo en los más pequeños de la casa es necesario, aclararles que se les comprará el material solicitado por los profesores o el colegio, independientemente de que sea septiembre o sea enero, fechas donde el consumo de material escolar experimenta un pico alto de demanda.

Los profesionales advierten de la necesidad de educar a los niños en el reciclaje y de enseñarles a reutilizar objetos. Por ello, es bueno revisar con ellos el estado de los materiales del curso pasado y explicarles que deben utilizar por más tiempo los que estén en buen estado, o incluso darles otro uso, como aprovechar el papel sobrante en alguna libreta usada para realizar ejercicios en sucio, o simplemente para usar como papel para estudiar.

Es importante también, que los niños se impliquen en las compras del material escolar, e incluso, dejarles que elijan algunos para estimularlos en su proceso de aprendizaje. Al igual que incentivar a los niños a que forren y marquen sus libros, su material escolar, sus mochilas escolares, sus chaquetas de los uniformes, sus abrigos etc. Les hará que se comprometan a cuidar sus cosas y que no las pierdan con tanta facilidad el próximo curso escolar.

Reducir al mínimo las distracciones en casa: Este punto engloba la televisión, la música alta, los juegos de ordenador que no sean educativos, las llamadas de teléfono etc. Y en la medida de lo posible, sustituirlas por otras actividades más productivas o didácticas, como leer, jugar a juegos de mesa, conversar etc.

La noche anterior: Preparar todos los “snacks” o los almuerzos, preparar la ropa o los uniformes, comprobar que las mochilas contengan todo lo necesario para el primer día de colegio, etc. Es interesante realizar la higiene diaria, las duchas o los baños por la noche, hasta coger la rutina del día a día y así la mañana será menos dura para todos.

Dar un buen ejemplo es fundamental: Los niños son como esponjas, todo lo copian y siempre son más proclives a seguir el ejemplo de sus padres que sus consejos, sobre todo si están en la época de la adolescencia, tan complicada para muchos padres.

Por último, el primer día de clase, también es aconsejable y no estará de más, llegar un poco antes al colegio para no comenzar el curso corriendo, con gritos, estresados y “soltando” al niño en la puerta del colegio como si fuese un paquete y los padres una empresa de reparto exprés.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas