Boadilla y más

Castelserás invita al Presidente Obama a conocer su espada ESPANIBUR, que determina quien es puro de corazón

Fue la magia del mago Merlín la que permitió que solo aquel joven que después sería el Rey Arturo fuese capaz de sacar a Excálibur de la roca sin apenas esfuerzo en la que se encontraba clavada. Arturo triunfó donde muchos otros fracasaron: el tipo de magia que se esconde tras ese fenómeno es todo un misterio.

Castelserás tiene su propio rincón mágico en torno a una espada clavada en la piedra, en concreto en la piedra milenaria del Puente sobre el río Guadalope. A su alrededor se ha generado una curiosa tradición que no deja de recibir visitas: personas que buscan suerte o tienen un sueño que cumplir y parejas que desean un amor “para siempre” acuden a la espada de Castelserás en busca de la magia. Persiguiendo la creencia de que aquello que desean es posible que se torne en realidad.

“Obama va a terminar pronto su carrera política y qué mejor forma que demostrando a todos los ciudadanos de este mundo que el político, que decide cada día sobre el futuro de la tierra, es puro de corazón”, ha explicado la alcaldesa de Castelserás, Esperanza Goni.

Para la alcaldesa “la pequeña reproducción que le hemos enviado a la embajada de los Estados Unidos en Madrid es una forma graciosa de pedirle que se acerque unos minutos por Castelserás; estamos convencidos de que el mundo se lo agradecerá”. Desde el consistorio insisten en su llamamiento a que todo el mundo pruebe la magia de esta espada, invitando recientemente también a los equipos políticos de Donald Trump y Hillary Clinton para que puedan poner a prueba quien decidirá el futuro de Estados Unidos y, en definitiva, de nuestro planeta.

La medida también trata de mostrar el enorme atractivo del municipio de Castelserás. Se trata de uno de los municipios más bonitos de nuestro país y sus orígenes se remontan al año 3000 antes de Cristo, contando con un importante patrimonio en el que destaca precisamente el Puente de Castelserás.

La espada de Castelserás, una espada milenaria
Espanibur mide 1,80 metros, pesa 12 kilos y está clavada en una roca en un paraje de gran belleza junto al río Guadalope.

Desde que se colocó la espada de Castelserás se le ha considerado una arma muy especial, con una hoja de acero templado a la que se atribuyen poderes especiales. Es fiel reflejo de una espada del siglo XV con añadidos en la empuñadura del XIX, creada desde el departamento de diseño de la empresa Aceros de Hispania y forjada por el herrero de la localidad.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas

Uso de cookies

El boadillaymas.es utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento para la aceptación de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Share This