Boadilla y más

Carta abierta de de Beatriz Martínez Moya / Portavoz Grupo municipal Mixto en Boadilla

Carta abierta de Beatriz Martínez Moya / Portavoz Grupo municipal Mixto

Ayuntamiento Boadilla del Monte, 1 de Febrero de 2017

En un correo enviado el pasado lunes 30 de Enero a las 12.00 h. al Concejal de Juventud del Ayuntamiento José Sánchez Lobato, Beatriz Martínez  Portavoz del Grupo municipal Mixto, trasladó la reclamación de un vecino que nos llegó vía email a todos los grupos municipales de la oposición.

En relación a la respuesta dada por el Concejal a nuestra reclamación en la que le transmitíamos si habían comprobado la legislación al respecto y que independientemente de ello, considerábamos que dicha actividad no era conveniente para jóvenes con una edad tan temprana (12 años), y podría incluso incitar al juego, respondimos al Concejal con la siguiente argumentación (transcribo):

“Estimado concejal, ante tu respuesta te traslado mi opinión al respecto:

Entiendo que desde tu posición de Concejal de Juventud del Ayuntamiento quieras agradar a los jóvenes de Boadilla accediendo a sus demandas de ocio y que la concejalía se esfuerce en ello accediendo, tal y como dices en tu respuesta. Es una forma de trabajar que se os agradece, pero también tenéis que tener en cuenta, que en este caso la actividad que os solicitan está dirigida a menores de edad, esto es, a partir de 12 años y al tratarse de menores la tutela es de sus padres.

Como bien dices y dentro de vuestra buena fe, desde el punto de vista de la Concejalía de la Juventud, manifestáis que el objetivo es “pedagógico” dándole el enfoque que “jugar de otra forma es posible” y enseñarles a que “los chicos aprendan a gestionar su ocio de una forma saludable”.

 Efectivamente esta es vuestra visión particular y llena de buenas intenciones, cosa que no es reprochable en ningún momento, pero la realidad vista desde el punto de vista de los padres es bien diferente, ya que el póker se trata de un juego presente en los casinos e internet donde se juega apostando dinero. No hace falta decir que la TV está plagada de anuncios publicitarios donde se promociona este juego, regalando incluso dinero para iniciarse en el juego informando también que es necesario tener más de 18 años (Póker Stars, etc.). 

 A los 12 años un chico es capaz de entrar en internet en una de las páginas donde se hacen apuestas jugando al póker, incluso falsificando los datos, tal y como ocurre en las redes sociales, donde es necesario ser mayor de edad para tener una cuenta y está constatado que los menores las tienen. 

 También consideramos, que este tipo de actividades, impulsadas desde una institución pública como lo es el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, pueden sin quererlo ocasionar una incitación al juego. Nuestro deber como institución no es precisamente esta, aunque como dices esté plagada de buenas intenciones, porque la realidad hoy en día, es que cada vez comienzan antes las adicciones en los jóvenes, y nuestro objetivo, en la medida de nuestras posibilidades es trabajar para evitarlo. 

No hace falta que te recuerde la conferencia que el pasado sábado dio el Juez Calatayud y que hablaba precisamente en uno de los puntos de sus intervenciones de que cada vez los jóvenes comienzan antes a iniciarse en “ciertas adicciones” que no corresponden a su edad. Sería una buena idea si le consultaseis sobre esta iniciativa para que os trasladase su opinión desde un punto de vista experto, y así valorarlo de una forma objetiva.

Pensamos que hay otras formas de fomentar el compañerismo con otras actividades y juegos, y creemos que son ellos los que deberían de darte otra alternativa a esta actividad, si de verdad es ese el objetivo que se persigue. 

Por último, decirte que os trasladamos nuestra opinión desde un punto de vista constructivo por lo que pudiera suponer para la imagen de nuestro Ayuntamiento de cara a la sociedad, y por ello el Ayuntamiento de Boadilla no debería de promocionarlo.

Te adjunto un fichero sobre un estudio hecho sobre este tema (Consumos de riesgo: menores y juegos de azar online. El problema del “juego responsable” Univ. Zaragoza y Barcelona) y transcribo un breve texto del mismo que considero muy importante entre otros del mismo estudio:

 “Los adolescentes se inician en los juegos de azar online a una edad temprana, entre los 10 y los 13 años (Gupta y Derevensky, 2014; EUnet, 2012). Algunos juegan rodeados por un clima familiar, social y recreativo en el que son bienvenidos como jugadores por los propios miembros de la familia o amigos mayores de la propia comunidad (Vander Bilt y Franklin, 2003).

En España, donde la práctica de las apuestas es menos aceptada socialmente que en otros países, según los datos recogidos en Carbonell y Montiel (2013), el porcentaje de niños y jóvenes entre 12 y 20 años que juegan en Internet se sitúa en torno al 18%.

Aunque la mayoría de los adolescentes juegan ocasionalmente y no experimentan problema alguno, la investigación académica sugiere que los adolescentes como grupo constituyen una población de riesgo respecto al juego problemático (Derevensky y Gilbeau, 2015). Volberg et al., (2010) apuntan Política y Sociedad Vol. 53, Núm. 2 (2016): 551-575 Pablo García Ruiz et al. Consumos de riesgo…556 que los estudios de prevalencia muestran que entre un 2% y un 8% de los adolescentes sufren problemas con el juego y que otro 10-15% están en riesgo de desarrollarlos (la variabilidad se atribuye a la metodología empleada y a los diversos contextos socioculturales de los universos observados).

En algunos países se consideraba ya hace años el juego adolescente como un problema grave de salud pública (Messerlian et al.,2005), pues el porcentaje de los chicos jugadores entre 15 y 17 años que decía jugar lo suficiente como para ser clasificado como jugador patológico o problemático, era muy superior al de los adultos (Fröberg, 2006). Proporciones parecidas, entre el 3,5 y 5% de jugadores patológicos adolescentes se han encontrado también en España (Arbinaga, 2000; Muñoz-Molina, 2008; Becoña et al., 2001; Carbonell y Montiel, 2013).

1.1. Los motivos para jugar

Los adolescentes comienzan a jugar movidos por una serie de razones que van desde las ganancias posibles al placer, el contexto social y el escapismo. Para muchos menores, jugar es un medio para escapar al control parental y mantener una relación de igualdad con otros adolescentes (Fröberg, 2006).

Las apuestas online añaden a los juegos de azar presenciales el potencial de ofrecer visualmente excitantes efectos similares a los videojuegos, máquinas tragaperras y VLTs (video lottery terminals) en los que la frecuencia es muy rápida. Todos estos elementos son muy apreciados por los adolescentes (Griffi ths y Wood, 2000). La relación de los adolescentes con Internet al igual que sucede con los adultos es intensa. Internet proporciona una realidad alternativa a la presencial y permite la sensación de inmersión y de anonimato que para muchos adolescentes es atractiva y psicológicamente gratificante (Livingstone y Moira, 2013).

Los adolescentes perciben los juegos de azar online como una actividad “de riesgo”, prácticamente igual de arriesgada que aceptar solicitudes de amistad online de personas desconocidas, o que inventar una identidad para gastar bromas o acceder a contenidos sexuales para adultos (Carbonell y Montiel, 2013: 109). Los jóvenes poseen unos mayores conocimientos informáticos y por su falta de experiencia e inmadurez son susceptibles a los poderes adictivos del juego por Internet por encima de otros grupos de edad.

Entre los factores que inciden en la disposición a jugar (o seguir jugando) se cuentan la frecuencia de los eventos sobre los que apostar, la cantidad del bote, el número de situaciones cercanas a ganar, los efectos de luces y colores, los efectos de sonido, la accesibilidad, la publicidad, las reglas del juego, etc. (Kuss y Griffi ths, 2012). También afectan la privacidad, los buenos resultados, la alta velocidad del juego, la fiabilidad de los pagos, el dinero ganado de prima, el reclamo sexual, los gráficos y el anonimato (Deverinsky y Gupta, 2005).”

En las conclusiones el estudio señala:

“Entre las consecuencias negativas que puede generar la participación en juegos de azar online, la más grave es el juego patológico, verdadero trastorno adictivo.Tanto los poderes públicos como la misma industria del juego deben considerar y concretar el desarrollo de planes integrales de juego responsable que garanticen un modelo de juego seguro y controlado. En este contexto, la publicidad y la promoción del juego debe tener en cuenta criterios de protección de los consumidores sabiendo que, aun cuando les está prohibido, los menores tienen facilidad de acceso al juego de azar online.

Las Administraciones públicas deben establecer políticas de juego responsable y sensibilizar a la sociedad. Todos los agentes implicados en la actividad del juego deben por su parte aportar mecanismos de prevención y sensibilización hacia un problema del que existe aún poca conciencia social y una excesiva despreocupación.”

Beatriz Martínez finaliza manifestando que la actividad de Póker organizada por el Ayuntamiento de Boadilla desde un punto de vista “juego responsable”, no puede considerarse un “plan integral de juego responsable”, y que como se concluye, “Las Administraciones públicas deben establecer políticas de juego responsable y sensibilizar a la sociedad”, y acceder a la pretensión de esos menores no es la manera ni el método aceptable.

A día de hoy, nos congratulamos por la decisión tomada por la Concejalía de la Juventud, de retirar dicha actividad.

 Beatriz Martínez Moya / Portavoz Grupo municipal Mixto

Ayuntamiento Boadilla del Monte, 1 de Febrero de 2017

Enlace web del estudio: http://revistas.ucm.es/index.php/POSO/article/view/47921/48925

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas

Uso de cookies

El boadillaymas.es utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento para la aceptación de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Share This