Boadilla y más

Carsharing en Madrid, ¿es una opción para los vecinos de Boadilla?

Las malas comunicaciones públicas entre Boadilla del Monte y Madrid obligan a muchos vecinos a realizar el viaje en su coche particular, buscar una zona libre de aparcamiento en el anillo exterior a la M-30 y desde ese punto utilizar el transporte público para moverse por la ciudad.

Desde hace unos años existe una opción añadida, la del carsharing, que iniciaron su andadura en España compañías como Hello Bye Cars que hoy ya ha desaparecido, o Car2go, el lanzamiento estrella de la casa Mercedes que perdió 1,4 millones de euros en 2016, según los datos que entregaron en el Registro Mercantil.

Parece que el usuario se decanta por disfrutar de las ventajas del carsharing pero especialmente cuando lo que te ofrecen es un coche eléctrico, quizás por la posibilidad de aparcar cualquier día del año en Madrid, poderte mover por zonas de acceso restringido, son vehículos ecológicos o por la novedad que aún representa para muchos conductores.

Desde que se lanzaron las primeras compañías en Madrid, se han presentado informes que evalúan el impacto positivo directo de un vehículo de carsharing, ya que elimina entre 20 y 30 vehículos particulares de la circulación. La facilidad de alquilarlo en cualquier punto de la ciudad desde tu teléfono móvil, pagar por el tiempo consumido y olvidarte de gastos de mantenimiento, seguro, gasolina,… cuando termina el servicio, son razones difíciles de rebatir.

Al margen de la difunta Hello Bye Cars ya nombrada antes, o de las pérdidas registradas por muchas de las empresas que actualmente operan en Madrid, la realidad es que cada día se anuncia una nueva y en la capital podemos acceder a Emov, Car2Go, eCooltra,… bien sea para alquilar un coche, una moto eléctrica o una bicicleta, y todas intentan ayudar en la movilidad de las ciudades.

Todas estas compañías tienen un coste medio de 1€ cada 5 minutos, y el tiempo cuenta desde que abres la puerta del vehículo con tu Smartphone, hasta que lo cierras definitivamente, por lo que si sabemos el tiempo que empleamos en nuestro recorrido habitual, podremos hacernos una idea del importe final de la carrera. Las empresas estiman un máximo de 30 minutos, o lo que es lo mismo, unos 5 o 6 euros por recorrido.

La primera vez dedicas un poco de tiempo a entender que las llaves están en la guantera, que si has encendido el coche aunque lo notes “son eléctricos no hacen nada de ruido” y a manejar solo dos pedales y una palanca tipo coche automático pero más sencilla. Quizás consumas un par de minutos o tres en estos primeros pasos, pero una vez aprendido todo será coser y cantar.

Pero, ¿merece la pena?

Pues depende, si estamos en un momento como los vividos recientemente donde no se podía aparcar en zona verde o azul y la única opción eran los parkings públicos, si vas a realizar una serie de gestiones por Madrid, donde el transporte público se queda corto, bien por tiempo o por los objetos que has de transportar, es una opción que puede resultar muy rentable y que solo con la factura del primer parking del día, puede servirte para abonar los dos o tres alquileres del vehículo a lo largo de la jornada.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas