Boadilla y más

Beneficios de las actividades extraescolares basadas en programación y tecnología para niños y jóvenes de Boadilla del Monte

Durante el recién terminado curso escolar, muchos de los niños de Boadilla del Monte han desarrollado actividades extraescolares basadas en idiomas, música, deportes, o baile, pero últimamente se están demandando por los jóvenes nuevas extraescolares enfocadas a la programación y la tecnología donde la robótica, la electrónica, la animación 3D, el desarrollo web, la electromecánica o el uso responsable de las redes sociales, tienen cada día más aceptación.

Según los expertos consultados, la extraescolares basadas en tecnología, aportan una serie de beneficios y valores, que sin sustituir al resto de actividades que realiza el niño, le permite abrir su mente a una nueva realidad, que en gran medida va a acompañarle n su vida profesional:

El aprendizaje de programación permite una mejora a la hora de estructurar de una manera lógica el pensamiento: establecer objetivos, elaborar prototipos, resolver problemas, etc.

Este tipo de formación transmite de una manera positiva valores como la constancia o el esfuerzo, y los alumnos que acuden a este tipo de actividades extraescolares experimentan una mejora en sus notas a corto y medio plazo, en concreto, asignaturas como las matemáticas y el inglés se ven reforzadas de manera muy positiva.

Al tratarse de actividades muy prácticas, se fomenta la autoestima de niños y jóvenes, dado que son capaces de ver el resultado de su trabajo, e incentiva de manera favorable el trabajo en equipo para conseguir objetivos.

Derivado de ese trabajo en equipo, existe en los alumnos de actividades extraescolares una tendencia mayor a la defensa de sus ideas, lo cual repercute en un entrenamiento de la expresión y la comunicación, y en un fomento de la autonomía.

Se trata de alumnos ya familiarizados con la tecnología, son los llamados nativos digitales, pero este tipo de formación permite que se empapen de las tendencias tecnológicas para los próximos 10 o 20 años, precisamente en el escenario en el que desarrollarán su futuro profesional.

Al tratarse de un tipo de formación basada en una actividad práctica centrada en programar videojuegos y aplicaciones o construir robots y drones, existe una deriva de aprendizaje mediante la diversión que permite mejorar el entendimiento y afianzar lo estudiado.

Destacado

No hay información destacada.

Fotos

No hay fotos adjuntas.

Noticias relacionadas